¿DIVERSIÓN U OBSESIÓN?

Los últimos meses hemos sido sorprendidos por un nuevo juguete que ha revolucionado a todas las generaciones, se trata del llamado “Fidget Spinner”, que consta de una pieza central con dos o tres brazos con rodamientos de bolas que giran en varios sentidos dependiendo de la posición.

 

 

Aunque su éxito haya sido reciente, fue inventado hace más de dos décadas por Catherine A. Hettinger con fines terapéuticos para combatir la ansiedad, el estrés, el autismo, la hiperactividad o mejorar la concentración y el cual luego ha triunfado solo como fin de entretenimiento.

 

 

Todas estas prestaciones que su creadora le atribuye no tienen evidencias científicas para ser reales pero lo que sí es verdad es que su movimiento ininterrumpido durante 2-3 minutos, dependiendo de la energía de impulso, junto con la destreza que hay que mostrar para sostenerlo en equilibrio y realizar trucos hace que estemos más concentrados  en que no se caiga al suelo y sea más adictivo.

 

 

Por estos motivos, en las aulas de diferentes países ya han prohibido el uso del “Fidget Spinner” ya que distraían a los alumnos de la lección que estuviese explicando el profesor.

 

 

Debido a esto, ahora podemos observar en los patios de los colegios a todos los niños girando sin parar este juguete como nos recordará a lo que sucedía hace décadas con los yo-yo o las peonzas.

 

 

Este fenómeno ya ha saltado los colegios y ahora se puede observar en las oficinas, las tiendas, los supermercados, hasta en sitios insospechados como podría ser el notario o el abogado que nos hace aguantar esperas interminables y seguro que es debido a que guarda minutos de sus descansos entre clientes para hacer girar el “Fidget Spinner” que guarda en el cajón de su despacho.

 

 

Definitivamente, se ha convertido en un fenómeno que ha movido masas y al igual que dice la tuitera “La Vecina Rubia” con la chaqueta amarilla del Zara, nosotros añadimos: “Los que todavía no tenemos los Fidget Spinner, somos la resistencia”.

 

 

Desde INSPIRAL, os animamos a probar con la amplia colección de modelos que disponemos en nuestras TIENDAS o a través de la página WEB. ¿Ya has probado alguno? ¿Cuál os ha gustado más? ¿Es verdad que son antiestrés? Podéis compartir con nosotros todas vuestras experiencias y opiniones a través de nuestras redes sociales en FACEBOOK o INSTAGRAM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *