OPERACIÓN TORRIJA

La Semana Santa es para muchos un acto religioso que coincide con la última semana de la cuaresma, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, cuando la iglesia católica recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Durante todo este periodo, las calles se visten de tonos morados, los balcones lucen ramitas de olivo y en las cofradías ensayan el levantamiento y los movimientos de los pasos que van a pasear en las procesiones; todas ellas, costumbres que se han ido adoptando de generación en generación para los creyentes católicos.

Seas o no practicante, lo que no falta en todas las casas en esas fechas son las costumbres gastronómicas, que también tienen un significado religioso pero son degustadas por todos como son el potaje de vigilia, las albóndigas de bacalao, rosquillas fritas, hornazos típicos de Salamanca y las hojuelas; pero sin duda el plato estrella de la semana santa son las torrijas de leche o de vino.

Durante todo el año uno se cuida yendo al gimnasio y manteniendo una dieta equilibrada, pero pocos son los que en semana santa se resisten a probar un bocado de esta deliciosa receta, que en sus orígenes se conoce que se comía debido a la tradición de no comer carne en estas fechas porque simbolizaba el cuerpo de Cristo y disponer de este producto tan accesible para todas las familias.

Dicho esto, queremos invitar a todos aquellos que no han probado las torrijas, sea por nacionalidad o falta de conocimiento, a que las prueben y degusten uno de los postres más conocidos en nuestro país.

La receta es tan sencilla como comprar una barra de pan especial para torrijas y partirla en rebanadas grandes, mojarlas en leche con azúcar y canela en rama y dejarlas reposar durante unas 2 o 3 horas para que absorban bien la mezcla. Una vez remojadas, rebozar en huevo batido y freír con aceite de oliva o de girasol hasta que estén doradas. El siguiente paso será rebozar en azúcar y canela y cubrir con un almíbar realizado con la reducción de la leche, azúcar y canela en rama del principio.

Se trata de un postre muy sencillo y delicioso que nadie puede quedar sin probarlo, por eso desde INSPIRAL queremos que todo el mundo ponga en práctica esta receta y luego nos cuente a través de las redes sociales Facebook o Instagram con el nombre FUNDAS INSPIRAL qué le ha parecido esta experiencia y comparta con nosotros otras recetas de torrijas típicas de otros lugares de España.

Además, podéis encontrar en la web www.fundasinspiral.com este diseño tan original que nuestros diseñadores han dibujado para todos aquellos que compartan con nosotros la adicción a las torrijas.

operacion torrijalogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *